Entrenamiento

Tecnología aplicada al deporte ¿Sí o no?

 

Hace algunos años, hubo una –explosión- de los relojes digitales.
Sin embargo se ha retornado al clásico reloj de agujas.
El reloj digital solo muestra el presente: solo la hora actual,
el minuto actual, el instante actual.
Un número, luego otro número, luego otro…
no hay un antes, no hay después.
Demasiada angustia. El reloj de agujas con su lentitud, nos tranquiliza,
nos permite  percibir cuanto transcurrió y saber cuánto falta.
La sensación de un control sobre el tiempo
Servan-Schreiber, Jean J.

 

 Si de frases grabadas en la memoria hablamos, la siguiente quedo guardada en mi “disco duro” mental como un archivo de texto arrojado violentamente en el “escritorio” listo para abrirse cuantas veces sea necesario con solo un “click” neuronal: “… no me molesta, es para mis oídos como un bálsamo”.
Ahora bien, expliquemos el contexto donde tuve el agrado de escucharla y podrán así comprender el porqué de la frase inicial que sirve de antesala para la siguiente anécdota, y esta última a su vez como “kick-off” para el desarrollo del tema principal del artículo.

Me encontraba justamente en una relojería  de barrio de larga data, había entonces llevado mi reloj de mano a realizar un cambio de pilas ya que su luz nocturna se había tornado muy débil y sospechaba de la causa citada anteriormente. La espera (de aproximados 5´min.) resultó para mi más que una agonía, puesto que de entre los miles de tipos de relojes que se encontraban en el local hubo uno en particular que me volvió loco: un viejo (pero restaurado) reloj de pie tipo “tic tac” que con su particular sonido delató sin cesar cada uno de los aproximados 300 segundos que allí esperé. Consumado el trabajo y con mi reloj ya con nuevas pilas, no pude más que preguntar al relojero de la casa si dicho sonido no le resultaba también (como a mi) una “tortura”, sorpresa me lleve al encontrarme con la respuesta que cité al principio.

De necio seria negar el mundo altamente tecnológico en el que nos desenvolvemos día a día, y más aún las ventajas que dichos avances significan en nuestra vida. Sin embargo, es necesario reconocer que sin ciertos límites bien delimitados la misma puede volverse un arma de doble filo, desvaneciendo muchas veces la noción que visibiliza lo que transcurre mientras que todo y todos transitan la vida, anulando un sentido más que necesario para nuestro diario acontecer: el tiempo. Si tomamos lo anterior y lo analizamos con detenimiento no resultaría extraño que aquel reloj, una suerte de metrónomo al servicio de la memoria, resultara para el relojero un “bálsamo” para sus oídos.

tecnologia aplicada 2

Tomo prestadas entonces las palabras de aquel relojero para trasladarlas al polo del deporte en relación con la tecnología y estableciendo un paralelismo entre ambas arribo a la conclusión de que no se puede obviar los avances tecnológicos y lo que los mismos puedan aportar a nuestras actividades, se han vuelto habituales y en cierta medida necesarios gracias a sus aportes, no obstante  siempre se debe tratar de escuchar (por molesto que resulte) aquel reloj “tic tac”.
Para quien redacta entonces, la respuesta a la pregunta titular del artículo es un rotundo “SI”, siempre y cuando se respeten ciertas pautas:

  • A modo de PUENTE TEMPORAL: Aunque parezca una completa locura debemos tratar de prescindir lo máximo posible de los recursos tecnológicos una vez que los objetivos hayan sido alcanzados (siempre que los mismos no sean estrictamente necesarios para obtener mejoras sustanciales). Perdurar en el uso (ergo abuso) de dichos elementos puede llegar a resultar algunas veces en un detrimento de las habilidades necesarias a desarrollar en un buen atleta.
    El ejemplo más claro y que suelo citar con asiduidad es el de los relojes con GPS, los cuales facilitan en el caso de atletas de fondo ciertos valores indicativos (sobre todo velocidad y ritmo parcial) que luego “atontan” por decirlo de alguna forma el desarrollo de ciertas habilidades como el sentido del ritmo de carrera, fundamental para aquellos quienes apunten a desempañarse con éxito en carreras de distancias medias y largas.
  • En función de su PRACTICIDAD: Si un dispositivo tecnológico nos puede aportar valores, funciones e información importantes para nuestros entrenamientos, pero su utilización resulta ser por demás engorroso y poco práctico deberíamos replantear entonces su necesidad (ligada también de forma directa al ítem anterior).
    Volvamos otra vez sobre el ejemplo anterior: muchos modelos básicos de dichos relojes solo funcionan si se conectan a celulares “smartphones” mediante aplicaciones, lo cual requiere que se tenga “a mano” siempre el mismo volviendo bastante incomodos entonces los entrenamientos.
  • Según el/los OBJETIVOS: El punto más obvio, pero a la vez el más ignorado (muchas veces de forma voluntaria) por la mayoría de los atletas.
    Citando por última vez el ejemplo del reloj con GPS integrado, y si nuestros objetivos fuesen simples y poco ostentosos en cuanto rendimiento deportivo se refiere, entonces deberíamos plantearnos hasta qué punto datos tales como la frecuencia cardiaca máxima alcanzada, altimetría del terreno, marcadores virtuales de ritmo, velocidad actual y promedio, consumo máximo de oxigeno o navegación por mapas en tiempo actual nos serian útiles. Si la respuesta es “no” entonces podemos prescindir completamente de los mismos, ya que serán siempre nuestros objetivos los que dictaran la opción a tomar.

 

Hernández, Maximiliano.
Prof. De Ed. Fis. & Entrenador/Juez Nivel 1 IAAF.-
Líder del Grupo Fénix Atlético de Atletismo & Running, Mar del Plata.

 


cropped-iso-nuevo-trasnsparente1.png

 

Entrenamiento

“Running” y Atletismo: Ida y vuelta / Puntos clave para comenzar.

Convencido de que esa debe ser la sinergia: dos caminos que por diferentes no tienen por qué ser dicotómicos. Porque pueden y deben convivir y retroalimentarse.

La carrera como habilidad motriz es el motor primario que compone el atletismo en su base, a la que luego se le acoplan el salto y el lanzamiento para completar el programa atlético. Y es esa misma habilidad la que miles de “runners” aplican día a día con pasión y esmero a lo largo y ancho de nuestra hermosa costa marplatense y en cada rincón del país. Es allí donde se encuentra el punto de convergencia entre las anteriores: comparten el mismo germen constitutivo, la misma esencia  y en ese punto reside la relevancia de que ambas actividades se puedan desarrollar a la par aunque difieran sus objetivos y escenarios.

Es menester entonces poder acompañar, guiar y alentar el camino deportivo de aquellos “runners” que, sin menoscabo de los beneficios y  ventajas que nos puede ofrecer entrenar fuera de la pista, puedan paulatinamente acercarse a la misma, y así mejorar la calidad de sus entrenamientos y además también nutrirse de los amplios beneficios que la actividad federada de este deporte le puede brindar.
A continuación algunos puntos claves a la hora de comenzar a visitar la pista durante tus entrenamientos:

  • Siempre asistir con un ENTRENADOR a cargo: Por más lógico que parezca este primer punto, nunca está de más recordarlo. A grandes rasgos no debiéramos entrenar en ningún lugar y bajo ninguna circunstancia sin un entrenador capacitado en el área de incumbencia, pero si la ansiedad nos gana o solo tenemos deseos de tener una primera experiencia de entrenamiento en una pista podemos hacerlo siempre y cuando no dejemos de lado ningún de los puntos siguientes.

  • Seguridad y cuidados: En el ideario colectivo se suele considerar al atletismo como solamente compuesto por las pruebas de pista (carreras) y más específicamente a las carreras de velocidad o fondo. Ahora bien, si tenemos en cuenta que dentro de las carreras también se encuentran las que se desarrollan utilizando vallas y obstáculos ya encontraremos elementos con los que una persona ajena al deporte no está acostumbrado a tratar, mucho menos a utilizar. Si a lo anterior además agregamos las pruebas de campo (saltos y sobre todo lanzamientos) vamos a encontrarnos con otros implementos tales como las jabalinas, martillos, discos y balas que resultan ser de extremo cuidado a la hora de entrenar en un escenario atlético.
    Por ello el primer punto está íntimamente relacionado con la seguridad de la persona que se acerca por primera vez a la pista ya que debemos ser conscientes y poder dimensionar los peligros a los que se encuentra expuesto el atleta que entrena en la misma si por error, omisión o desconcentración se moviliza durante los periodos pasivos de su entrenamiento por las zonas de caída de los lanzamientos, o por ejemplo trata de sortear una valla u obstáculo de forma indebida (por supuesto desconociendo la técnica de pasaje correcta además).
    Todas causas que pueden originar accidentes totalmente evitables si se tienen los recaudos necesarios.

  • Tiempos y espacios atléticos: Directamente relacionado con el punto anterior. En cualquier escenario atlético la organización de los espacios siempre se respetan ciertas normas específicas para la construcción y distribución de los mismos derivadas de la reglamentación bajo la cual se homologan los primeros, y luego existen ciertas variables que cada escenario local puede presentar dependiendo de diferentes factores.
    De todas formas, todo “runner” que se acerque por primera vez a una pista debe conocer como mínimo: el sentido de giro de la pista (anti-horario, para no circular en el sentido contrario), los espacios donde puede realizar calentamientos / vueltas a la calma y los que no (para no obstruir ni molestar a otros atletas), ciertas señales o voces que se utilizan frecuentemente (de las cuales la más importante es “¡pista!” aludiendo a que alguien más está utilizando dicho carril a una velocidad superior a la nuestra y debemos desplazarnos del mismo) y cuales son / donde están ubicados las zonas de caída de los distintos lanzamientos para no entorpecer los mismos y provocar un accidente totalmente evitable.

  • Reglamento de USO de la pista: Todos y cada uno de los escenarios atléticos poseen uno de éstos (por lo general dispuestos en los accesos de entrada y salida de la pista). Si bien pueden diferir ligeramente de un lugar/pista a otro, en líneas generales los dos puntos fundamentales (que no varían) son los siguientes: no se debe utilizar calzado inapropiado (botines) para evitar dañar el material sintético con el que está construida la pista (lo ideal sería zapatillas de “running” o en su defecto si se posee zapatillas con clavos propias del deporte -siempre que su uso sea moderado y progresivo-) y se debe respetar el uso de los carriles dependiendo del entrenamiento que estemos realizando (evitando siempre que sea posible utilizar el “uno” para los mismos, ya que es el que sufre el mayor desgaste inevitablemente a lo largo de la vida útil de una pista).

 

run & atl

Hernández, Maximiliano.
Prof. De Ed. Fis. & Entrenador/Juez Nivel 1 IAAF.-
Líder del Grupo Fénix Atlético de Atletismo & Running, Mar del Plata.

Blog

Sobre agradecimientos y necesidad de renovación.

“Los seres humanos no nacen para siempre
el día en que sus madres los alumbran.
Sino que la vida los obliga
a parirse a sí mismos una y otra vez”
Gabriel G. Márquez

 

A todos ellos y en especial a quienes hacen Corvus, un saludo y abrazo grande. Nos reencontraremos el año que viene para redoblar las apuestas y seguir siendo “unos pocos, con la fuerza de miles…”.

De esa forma y con esas palabras concluíamos el año pasado, celebrando los imprescindibles del deporte y la unión entre Fénix Atlético y Corvus,  realizando un repaso de todo lo que en el mismo sucedió. Breve pero importante articulo para alguien quien todavía cree que todo paso (por más pequeño e insignificante que parezca) cuenta y que con ellos estamos cada vez más cerca del horizonte aunque sepamos jamás poder alcanzarlo.

Si bien el 2018 dejo la vara bastante alta, el tiempo transcurrido del presente año no fue más que un gran empujón para seguir elevándola. Tal cual lo pronunciara el célebre escritor colombiano citado al comienzo buscaremos “volver a nacer”, reinventarnos una vez más sobre la base que ha dejado el año que se fue y seguir construyendo sobre la misma renovando así las fuerzas para poder seguir avanzando.

Casi obligados estábamos entonces a seguir por el mismo sendero de trabajo y desafíos nuevos, el mismo que nos llevó a diseñar los primeros  pantalones personalizados del club sobre la excelente base de un modelo ya consagrado como es el “Inca”. El resultado de los aquellos fue, como siempre, de una impecable calidad en el producto final, una prenda que se adapta perfectamente a las exigencias deportivas: elástica, liviana y cómoda. Además, y para seguir caminando hacia el mismo norte también tenemos en carpeta los diseños personalizados de las nuevas “Ventus” para el club, las cuales seguramente serán otra satisfacción de trabajo en conjunto.

Es por todo lo precedente que, nobleza obliga, volvamos a resaltar nuestros agradecimientos hacia quien se supo consolidar como nuestra indumentaria oficial y nos brinda en cada prenda un producto que está destinado a perdurar y gustar, y que a través de su blog nos brinda la oportunidad de multiplicar el conocimiento.

Damos inicio entonces aquí a un nuevo ciclo (que se dilató más de lo deseado debido a tiempos personales) de artículos online que serán presentados a los futuros lectores una vez por semana, y que esperemos puedan ser de utilidad para todos aquellos interesados en seguir profundizando sobre el “Running” y más… ya que a partir de este año también se amplían las temáticas al Atletismo.

apertura
Hernández, Maximiliano.
Prof. De Ed. Fis. & Entrenador/Juez Nivel 1 IAAF.-
Líder del Grupo Fénix Atlético de Atletismo & Running, Mar del Plata.